Tienda Wifi

Tienda Wifi
CiudadWireless es la tienda Wifi recomendada por elhacker.NET

Buscador

Entradas Mensuales

Suscripción

¿Quieres recibir las últimas novedades del blog en tu correo?

¡Suscríbete al feed!

Foro de elhacker.net - Noticias

elhacker.NET en Facebook

Entradas populares

PostHeaderIcon Los enfrentamientos por el peering llegan al IPv6




Cada cierto tiempo reaparece en los medios un enfrentamiento entre compañías de telecomunicaciones por el peering. Todos empiezan igual: los clientes empiezan a quejarse porque no pueden acceder a determinadas webs o porque ven contenidos con mala calidad. Netflix es un clásico en estos enfrentamientos  y Cogent es otro protagonista habitual.



Rascando un poco, detrás de los problemas de congestión que experimentan los clientes suele haber dos empresas negociando acuerdos de peering. Este es un gráfico de la Wikipedia que explica cómo funciona internet.




Fuente: Wikipedia
Sabemos que internet es un conjunto de redes conectadas y en lo alto de la cadena están las redes Tier 1. Las redes Tier 1 son una veintena de compañías en todo el mundo que se conectan entre sí y se intercambian tráfico de forma gratuita (peering). Entre las Tier 1 tenemos a Telefónica International Wholesale, AT&T, Sprint o Level 3. [Podéis consultar un listado]
 
El tráfico que se intercambian las Tier 1 entre sí suele estar balanceado, por eso no se exigen pagos entre ellas. Las que sí pagan a las Tier 1 son las redes Tier 2. Cuando una red quiere conectarse en peering gratuito con una Tier 1, estas exigen determinados volúmenes de tráfico o de infraestructuras. Por ejemplo, podéis leer aquí las condiciones que exige Telefónica  International Wholesale.


El peering o intercambio entre iguales

Normalmente, el intercambio de tráfico que se hace bajo la fórmula del peering (o intercambio entre iguales), es decir, la red A va enviar una serie de datos que recibirá la red B y, a su vez, la red B también enviará sus datos a la red A. Bajo este modelo (peering), la facturación de ese tráfico se realiza entre acuerdos privados entre los agentes. Muchas veces, los implicados en los intercambios no se cobran nada osea que “lo comido por lo servido”. El intercambio es gratuito porque los flujos de tráfico son mutuos y similares.

Sin embargo, puede darse el caso de que uno de los agentes envíe mucho más tráfico del que recibe por parte de su par. En esos casos, se rompe la filosofía del peering y los acuerdos ya no son gratuitos: quien más envía pagará al otro agente. Por poner un ejemplo, el peering y sus acuerdos están enfrentando a Comcast, el mayor cablero de EEUU y Level 3, compañía que, con su red especializada en la distribución de contenidos (CDN), ha llegado a un acuerdo para distribuir los contenidos de Netflix, el servicio más popular de Vídeo en streaming de EEUU.

Comcast se queja de que el volumen de tráfico que Level 3 enviará a su red aumentará considerablemente por las peticiones que recibirá de los usuarios de Netflix y ese tráfico extra tendrá que pagárselo. Netflix, en 2009 tenía más de 9 millones de suscriptores.  Level 3 dice que no está dispuesta a pagar por algo que considera peering gratuito. En todo caso, según señalan en ArsTechnica los acuerdos que realizan los operadores entre sí son difíciles de cuantificar y desconocidos por sus claúsulas de confidencialidad.


Estas condiciones no suelen gustar a las empresas proveedoras de contenidos, que acusan a estas redes de abusar de su posición a la hora de negociar sus acuerdos de interconexión. Esto le explicaba Netflix al regulador estadounidense FCC referido al mercado de EEUU: “El poder de mercado en la interconexión resulta de una combinación de factores, dos de los cuales son críticos: el número de suscriptores de acceso a internet y el número de acuerdos gratuitos con redes de Tier 1 (…) Dos de los ISP con este poder de mercado son Verizon y AT&T que son, a su vez, redes Tier 1“.

Si recordáis la historia de Netflix y Comcast, los clientes de esta última empezaron a ver los vídeos de Netflix con una calidad muy mala y las quejas llegaron hasta Comcast, que derivaba a su vez las quejas a Netflix.

Netflix y Comcast no estaban directamente conectadas, sino que Netflix pagaba a un tercero, Cogent, que tenía un acuerdo de peering gratuito con Comcast, para que llevara el tráfico desde Netflix hasta los clientes de Comcast. Y un día, esa ruta Cogent-Comcast se congestionó.

En palabras del CEO de Cogent, “Comcast se negó a continuar aumentando la capacidad en nuestros puntos de interconexión como había hecho los años anteriores”. Y  Comcast aprovechó la congestión de la red y el enfado de los clientes para empezar a negociar alguna solución (de pago) con Netflix.

Éste es el gráfico que Netflix aportó a la FCC. La calidad del vídeo de Netflix en la red de Comcast se degradó mucho en los últimos meses de 2013, hasta el momento en el que alcanzaron un acuerdo.



Fuente: Netflix

Del vídeo al IPv6

La última polémica sobre la que hemos leído implica a Google y al IPv6. Y como todas las historias empiezan igual, aquí también tenemos a unos clientes quejándose (a Cogent) porque no pueden acceder a páginas web de Google que usan protocolo IPv6.

¿Qué está pasando aquí? El blog streamingmedia.com recoge un intercambio de mails de Cogent y Google, que por cierto, no están conectados en peering gratuito, sino que emplean a un tercer operador de tránsito.
En uno de los correos, Cogent le dice a un cliente que “Google emplea a operadores de tránsito para anunciarle las rutas de IPv4 a Cogent. En esta ocasión, sin embargo, Google ha decidido no anunciar sus rutas IPv6 a Cogent a través de los proveedores de tránsito“.

En otro correo, Google es quien afirma que “Google mantiene una política de interconexión abierta para IPv6 y da la bienvenida a cualquier red que quiera hacer peering con nosotros vía IPv6 (e IPv4). Para aquellas redes que no puedan, o que escojan no hacer peering con Google vía IPv6, pueden llegar hasta nosotros a través de un gran número de operadores de tránsito“.

El blog streamingmedia.com especula con que Google se estaría negando a darle a Cogent las rutas IPv6 para forzarle a negociar un acuerdo de peering gratuito. Y mientras tanto, los clientes son incapaces de consultar esas páginas web.

Hay que recordar que Cogent es una red Tier 1; por tanto, tendría incentivos a no aceptar un peering gratuito con Google porque, además posiblemente el tráfico Cogent-Google no sería balanceado (habría más tráfico de Google hacia Cogent que al revés).

Si un operador se negara a enviar los SMS de sus clientes a otro operador para forzarle a negociar un mejor acuerdo de precios de interconexión, probablemente los reguladores en todo el mundo pondrían el grito en el cielo.

Pero  esta nueva guerra del peering es diferente al resto porque da cuenta del peso que está tomando el IPv6, al menos como elemento de presión en las negociaciones. No obstante, la importancia del IPv6 no es la misma en todas partes. Mientras que en EEUU, el tráfico en IPv6 supera el 23%, en España se queda en un 0,1%.


Fuente:
https://blog.cnmc.es/2016/03/10/las-guerras-del-peering-llegan-al-ipv6/

0 comentarios :

Publicar un comentario

Los comentarios pueden ser revisados en cualquier momento por los moderadores.

Serán publicados aquellos que cumplan las siguientes condiciones:
- Comentario acorde al contenido del post.
- Prohibido mensajes de tipo SPAM.
- Evite incluir links innecesarios en su comentario.
- Contenidos ofensivos, amenazas e insultos no serán permitidos.

Debe saber que los comentarios de los lectores no reflejan necesariamente la opinión del STAFF.